22 de julio de 2015

4 series a las que engancharse este verano

serie
Imagen vía

Emanciparse supone "apretarse el cinturón", llevar a cabo "recortes" en tu propia vida, y lamentablemente el Ocio es la víctima fácil. Emanciparse suele significar en muchas ocasiones pasar del Ocio Outdoor al Ocio Indoor, cambiar una tarde de cine por una de filmoteca casera, cambiar la ronda de bares por la cervecita y el aperitivo caseros, cambiar una cenita romántica en tu restaurante preferido por una cenita casera que aspira a ser romántica... ¡Pero qué demonios! ¡Sarna con gusto no pica! y el Ocio Indoor también puede ser divertido. Hoy quiero contribuir al disfrute de tu ocio de emancipado con cuatro recomendaciones, cuatro series a las que, bajo mi humilde criterio, merece la pena engancharse este verano. ¡Porque no todo va a ser limpieza, plancha y cocina! ¡Enjoy Pollito!

8 de julio de 2015

Hot Dog: ¡al rico Perrito Caliente!

perrito caliente
La primera vez que probé un auténtico hot dog americano tenía 18 años y estaba en Manhattan. El perrito caliente no era nada del otro mundo; más bien "sinsorgo", como decimos en Bilbao. La experiencia, sin embargo, resultaba tan cinematográfica (típico carrito de venta ambulante de comida rápida incluido) que el sabor insípido de aquel american hot dog pasó a un segundo plano: ¡con cada bocado sentía que saboreaba el sueño americano! y es que no todos los días una puede comer un perrito caliente en La Gran Manzana. Reconozco que mis sentimientos carecían completamente de realismo: ni yo era un genio en potencia ni estaba allí para conquistar Las Américas pero es que, a esas alturas, Estados Unidos ya me había seducido y l@s enamorad@s somos muy irracionales.

american hot dog

Por cierto... si lo consideras oportuno, siéntete libre para hacer tus propias confesiones en este blog; ¡cada uno tenemos nuestras cosillas oiga!

La segunda vez que probé un auténtico hot dog americano tenía 27 años y estaba en San Francisco. No sé si habiendo olvidado la indiferente experiencia culinaria de la primera vez o queriendo revivir el sabor del sueño americano, pero el caso es que tardé poco en acabar frente al puesto de perritos calientes de Union Square. Y esta vez, nada fue como la primera: ¡estaba muy rico! Como aquello que tanto nos había gustado no tenía demasiada ciencia, una vez en nuestro nido lo adaptamos ligeramente y lo nombramos "cena oficial de los viernes" por la facilidad y rapidez con que se elabora. Una receta perfecta para un recién emancipado.

Aunque no pertenezcas al club de l@s friki-enamorad@s de los E.E.U.U., muy probablemente sí te guste comer bien con poco esfuerzo, ¡eso le gusta a cualquiera! Así que no hay excusas: anímate a preparar esta receta de perritos calientes y cuéntame tu veredicto. ¡Verás qué fácil Pollito!:

Ingredientes perritos calientes

> Pica la cebolla y los pepinillos (cantidad al gusto del consumidor) y resérvalos en un plato. Yo suelo utilizar un cuarto de cebolla y 5 pepinillos pequeños para preparar 3 perritos calientes. Puedes calcular en base a estas cantidades.
receta perrito caliente

> Coloca en el interior de cada panecillo unas hojas de lechuga y alíñalas con unas gotas de aceite de oliva. Te puede resultar muy útil colocar los dedos sobre la boca de la botella de aceite; Conseguirás que éste no caiga a chorro sobre el panecillo dejando filtrar entre los dedos la cantidad de aceite deseada.
hacer perritos calientes
Aunque los panecillos suelen venir cortados sólo por un lado, es habitual que también acaben abriéndose por el lado contrario. Para evitar que el "contenido" del perrito se desparrame, suelo fijar con dos palillos el lado sin cortar de los panes de perritos, tal y como se aprecia en la foto. 

> Cubre el fondo de la sartén con una capita de aceite de oliva para freír las salchichas. Esta cantidad de aceite será más que suficiente. Yo utilizo las Jumbo bacon-queso de Oscar Mayer simplemente porque están buenísimas. Si lo prefieres puedes utilizar cualquier otra marca o tipo de salchicha siempre y cuando sea de tamaño XXL. Si compras salchichas más pequeñas acabarán "perdidas" en el interior de panecillo. Aunque la receta original de perritos calientes se elabora con salchichas cocidas, a mí me gustan más tostaditas y por eso las frío. Una vez fritas, sácalas de la sartén y colócalas dentro de cada panecillo. 
comida rapida


> Utiliza el mismo aceite para sofreír la cebolla y mientras se va dorando "decora" las salchichas con ketchup, mostaza y mayonesa al gusto.


¡Yo ya me estoy relamiendo! 


hacer perritos calientes



Finalmente corona nuestros súper perritos calientes con la cebolla y el pepinillo y ¡DISFRUTA!

receta de comida rapida