25 de febrero de 2015

Los cubiertos: familia numerosa

Cubertería

Hace mucho, mucho tiempo (o no tanto, depende de lo tradicional que sea vuestra progenitora) las madres se encargaban de ir preparando el ajuar de sus hijas casi a lo largo de toda su vida de solteras. Toallas, sábanas, manteles... escrupulosamente bordados con las iniciales de la niña que un día volaría del nido. Estos y otro tipo de bienes del hogar iban recopilándose y almacenándose en el “arca del ajuar” hasta el día B, el de la boda, día en que la familia de la esposa aportaba el ajuar al matrimonio. ¡Menudo morro el del esposo & family! ¡El niño llegaba a su nuevo nido con los armarios llenos!!! Y es que, desde mi punto de vista, el “arca del ajuar” era más bien “el arca del tesoro”; llenar los armarios de una casa cuesta mucho esfuerzo y mucho dinero.

Hoy en día las cosas han cambiado considerablemente: bastante tienen muchas familias con sobrevivir como para preocuparse de dotes. Quizá leas esto y pienses que antaño igualmente había familias que lo pasaban muy mal y se sacrificaban para reunirla. No discrepo, pero es que los modelos de familia han cambiado también: ni madres tradicionales, ni bodas, ni baúl de los recuerdos. Además, ¿cómo predecir si tu hij@ podrá volar del nido?, y en caso afirmativo, ¿cómo saber si tendrá que hacerlo “cruzando fronteras”? En los tiempos que corren, el color del horizonte de la juventud indica que esmerarse en organizar el “arca del ajuar” de un hijo, probablemente sea poco práctico.

Al contrario de lo que os cuento, debo confesar que en lo referente a ajuares yo hice el petate bastante cubierta. ¡Y no sabéis lo que se agradece! porque, como os decía antes, en una casa hacen falta muchas cosas, y hacerse con muchas cosas que uno no tiene es sinónimo de “agujero en la cartera”.

imprescindibles-del-hogar

Si os emancipáis con las manos en los bolsillos, este tema puede traeros algún que otro dolor de cabeza. Volar del nido sin romperse los huevos -el paracetamol de los Pollitos intrépidos- y una servidora, intentaremos calmar vuestros síntomas de cefalea ajuaril con nuestras listas de “imprescindibles”. Esta semana, toca hablar de cubiertos

La cuchara, el tenedor, el cuchillo y toda su parentela


Podríamos decir que la familia de los cubiertos está compuesta por los principales: los "normales", los que todos conocemos, y por sus "hermanos mayores": espumadera, cucharón, cazo… Además, como pasa en cualquier casa, están los "raritos de la familia", esos utensilios que no sabemos muy bien para qué sirven pero que se rumorea que hacen falta en el cajón de los cubiertos. Yo, siguiendo mi línea habitual, seré práctica y listaré los que para mí resultan imprescindibles para completar la estirpe:


Cubiertos-que-hacen-falta-en-una-casa

Si os animáis a aumentar la familia, aunque no imprescindibles, sí son de mis favoritos el cortapizzas, el pincel de silicona y la espátula de silicona. Irán surgiendo posts en los que veremos para qué usarlos.

Además, si curioseáis por la red, veréis que hay cubiertos (especialmente del tipo "hermanos mayores") súper originales. ¡Incluso los cubiertos pueden ser divertidos! Os animo a investigar y, por supuesto, a que me lo cotilleéis después. jijiji

¿Echáis algún "imprescindible" de menos? ¿Utilizáis alguno que no haya indicado en la lista? ¡Pues contádnoslo!!! :-)

FUENTES: 
http://es.wikipedia.org/wiki/Ajuar

4 comentarios:

  1. Yo soy fan del "abrebotes" que descubrí el año pasado :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Y exactamente qué tipo de "abrebotes" usas Olga? Yo tengo uno con cuerpo metálico y mango de plástico, y con opción a adaptarse a las distintas medidas de botes, pero no termino de adaptarme yo a él, jijiji. Siempre acabo recurriendo a dar toquecitos alrededor de la tapa con el mango del cuchillo, o al "truco de la goma" también alrededor de la tapa. Hay otro tipo de "abrebotes" también con mango pero con una goma gruesa adaptable en el extremo, que dicen que funcionan bastante bien. Ya me contarás de cuál de todos eres tú fan.
    Y sobre todo, ¡mil gracias por aportar tu opinión Olga ;-) !

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre he sido bastante tradicional, y me vine con más de lo imprescindible. Por mi parte, soy mas partidaria del a rebotes que es como en forma de A, que tiene una goma en uno de los lados. También abre botellas tipo botellín de cerveza, muy útil cuando tienes amigos amantes de esta bebida. Por cierto, muy interesante tu blog, dadas las circunstancias en las que nos encontramos hoy en día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría encontrarme con nuevas aportaciones! Las opiniones de quienes me leen son muy valiosas para mí. ¡Gracias por animarte a hacerlo! ¡Y gracias por el piropo al blog! ¡qué bien que te resulte interesante! De eso se trata al fin y al cabo...
      Pues el "abrebotes" en forma de A no lo conocía pero parece bastante práctico por lo que he podido cotillear por la red. Además teniendo esa doble funcionalidad que comentas, gana puntos. ¡Me lo anoto! Gracias ;-)

      Eliminar