18 de febrero de 2015

1 huevo, 2 huevos, 3 huevos (huevo frito)

Cascar-un-huevo

Expertos en huevos. Bueno… quizá no tanto, pero llegados a este punto sí podemos afirmar que ya sabemos un poquito sobre cocinar este alimento. Empezamos aprendiendo a cocer un huevo, hace unas semanas preparamos una tortilla francesa, y hoy afrontamos el último capítulo de nuestra trilogía “las 3 formas más básicas de cocinar un huevo: freírlo. Podréis comprobar que se trata de la forma más "escandalosa"; el aceite salpica y, a veces, parece que lo hace con premeditación y alevosía para acabar en nosotros. Sin embargo, ¡no debéis temer al huevo frito Polluelos!, una tapadera a modo de escudo ¡y ataque solucionado! ;-) Freír un huevo es una opción tan rápida y sencilla como las otras dos variantes de nuestra colección, así que no seáis perezosos y poneros el delantal que empezamos:

Que-necesito-para-cocinar-un-huevo-frito


¿Cómo lo hago?

  • Coge una sartén pequeña (cuanto más grande sea la sartén, más aceite te hará falta y más tardará en calentarse; ahorrar en recursos es una de nuestras prioridades) y llena de aceite aproximadamente 1/3 de la misma.
sarten-para-freir-un-huevo

ACLARACIÓN: Girasol vs. Oliva. Yo para freír (fritanguear en mi nido) utilizo generalmente aceite de girasol, por economía y por sabor. Al freír se gasta bastante aceite (aunque en ocasiones podremos reciclarlo*) y los fritos con aceite de oliva me saben demasiado fuertes. No obstante, este es mi modus operandi, hacerlo con oro líquido es igualmente válido y es un hecho que resulta más saludable. Eso sí, para freír comprad aceite de oliva “suave”.

  • Pon el aceite a calentar. Yo según mis fuegos al 4 de 6, o al 5 de 6; vosotros, a una intensidad equivalente en los vuestros. ¿Cómo os gustan los huevos fritos? porque cuanto más fuerte esté el fuego, más posibilidades hay de que el huevo os salga “con rizos” o “con puntilla” (ese borde doradito que le sale a veces alrededor). Tenedlo en cuenta.
  • Casca el huevo y échalo a la sartén.
  • Sazónalo con una pizca de sal y comienza a cocinarlo ayudándote de la espumadera, echando con ella aceite sobre el huevo y especialmente sobre la yema para que no quede cruda. Así:


  • Cuando veas que está al punto que te gusta (con la yema más o menos hecha), cógelo con la espumadera, deja que el huevo escurra un poco el aceite en la sartén y sírvelo en un plato.
Asi-se frie-un-huevo
No buscamos la perfección, buscamos que esté rico. ¡Bon appetit!

(*) Reciclar el aceite para volverlo a usar: No tires el aceite con un solo uso. Valora si puedes volverlo a utilizar para freír de nuevo y cuélalo si fuera necesario. A veces (es el caso de los huevos fritos) el aceite está tan limpio que no hace falta ni colarlo. Para otro tipo de fritangas emplea un colador normal y viértelo en un tarro apropiado para su conservación. ¡Cuidado con echar el aceite demasiado caliente en un bote de cristal! Puede estallar en pedazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario