7 de enero de 2015

1 huevo, 2 huevos, 3 huevos (huevo cocido)

Cómo hacer huevos cocidos


Señores, señoras… ¡Ya se os puede llamar así! (sois aspirantes a personas independientes, emancipadas, ¿autosuficientes?; es todo un grado). Sí, repetid conmigo: “Yo voy a ser autosuficiente, “Lo de volar fuera del nido pero 'dejarse caer' de vez en cuando a por los tuppers de mamá es trampa”, "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir".

Por tanto, ahora sí que nos ponemos el delantal. ¡Nos toca entrar en la cocina!

Nota importante: Pollito, sin delantal ni trapos de cocina (rodeas como dicen en mi pueblo) ¡¡¡no vamos a ninguna parte!!! Doy por hecho que cuentas con los utensilios y complementos básicos para poder explorar tu faceta más Arguiñana. No obstante, si tu madre es de las modernas y no te preparó un ajuar, me ocuparé de ir haciendo listas de “imprescindibles” en sucesivos post para que no te falte de nada.

Los huevos. ¿Por dónde empezar si no?

Este será el primero de una colección de 3 post en los que trataré de enseñaros las 3 formas más básicas de cocinar un huevo: cocido, en tortilla francesa y frito. Es tan sencillo como fundamental para que, además de comerlos tal cual (a mí me encantan de las 3 maneras), podamos combinarlos más adelante y elaborar platos de “nivel universitario”. De momento, vayamos con “recetas de preescolar”. Como dijimos, nadie nace sabiendo.

HUEVO COCIDO

Qué necesito para cocer un huevo



¿Cómo lo hago?

Maneras hay muchas. Yo lo que pretendo es no liaros con teorías, opciones y estrategias culinarias. Os ofrezco, la que para mí, es la forma más fácil de resolver el problema pero recordad que otras opciones que leáis u os cuenten, pueden ser igualmente válidas. ¡No os las guardéis para vosotros y contádmelas a mí también! ¿Qué somos: pollitos generosos o urracas?

  • Saca el huevo del frigorífico (si el huevo estuviera a temperatura ambiente los tiempos de cocción serían otros).
  • Introdúcelo en una cazuela y cúbrelo con agua fría (que el agua sobrepase el huevo como un par de dedos).

¡IMPORTANTE!: No derroches agua ni energía. Tenemos que ser 
   ahorradores al máximo. Si solo vas a cocer un huevo, utiliza una cazuela pequeñita.

  • Añade un pellizco de sal (la sal ayudará a que después se pele más fácilmente).

    Cazuela semi-tapada cociendo un huevo
  • Pon la cazuela en el fuego (“¿A cuánto?” dirás. La temperatura es siempre un dilema porque cada cocina tiene una numeración distinta para sus fuegos. Para que te hagas una idea, la mía tiene del 1 al 6. Para cocer huevos lo pongo al 4. Si lo pones al máximo, en cuanto el agua empiece a hervir, la cazuela dejará de ser cazuela y pasará a ser un volcán en erupción. Mientras solo seamos conocidos y no amigos de nuestros fuegos, lo mejor es ponerlo a un equivalente a “mi 4” desde el principio). Tapa la cazuela dejando una rendijita por donde salga el vapor para que el agua hierva antes y ahorremos energía.

  • Cuando el agua comience a hervir, deja cocer el huevo 15 minutos.
Huevo cociéndose



  • Pasado ese tiempo, apaga el fuego (¡que no se te olvide como a mí, que ya estamos gastando energía y nos sube la factura!), tira el agua caliente y refresca bien el huevo bajo el chorro de agua fría (conseguirás que se pele mejor).
  • Casca el huevo sobre una tabla (dándole pequeños toquecitos por todo ello para que la cáscara se vaya agrietando) y pélalo (si cuesta pelarlo, hacerlo bajo el agua fría suele ayudar).



Resultado huevo cocido



Ya veis que cocer un huevo es algo súper sencillo. Siguiendo los pasos que os indico, es imposible suspender, así que animaros y contadme el resultado de vuestro primer experimento culinario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario